TOC: Más que una simple obsesión

Durante las últimas semanas mucho se ha hablado del Trastorno Obsesivo Compulsivo dentro de la contingencia nacional. A propósito de esto, el Doctor Claudio Urzúa, psiquiatra y Director Médico del Centro Médico Cetep, comenta algunas de las principales características y consecuencias de padecer TOC.

Para contextualizarlos, el médico psiquiatra afirma que los síntomas más comunes del Trastorno Obsesivo Compulsivo son obsesiones que pueden presentarse como pensamientos, imágenes, rumiaciones, dudas, impulsos y rituales. Acciones repetidas carentes de sentido.

“Pueden ser actos mentales, tales como contar repetidamente de una forma especial o repetir comportamientos como por ejemplo lavarse seguidamente las manos. Estos pensamientos y rituales le toman al paciente mucho tiempo, y los puede ocultar o vivenciar con mucha vergüenza, ansiedad o dolor, por lo que a veces demora mucho tiempo en contarle a sus cercanos y en consultar al especialista”, comenta el Dr. Urzúa.

En ese sentido, un TOC no tratado puede interferir mucho en la vida de los pacientes, volviéndose invalidante. Ya que sus obsesiones y compulsiones podrían tomarle la mayor parte de su día. Incluso sus efectos podrían llegar a desencadenar una depresión. “La persona prácticamente no podría trabajar, no pudiendo realizar sus actividades cotidianas ni sociales ya que todas ellas requerirían un enorme esfuerzo”, afirma el especialista.

No obstante, existen soluciones y salidas a este trastorno, siento el adecuado tratamiento la principal y más efectiva forma para combatirlo. “Este trastorno es uno de los que mejores responde a tratamiento con psicofármacos, en este caso antidepresivos como la sertralina son de primera elección. También se recomienda una psicoterapia, la cognitivo conductual, que es la mejor estudiada según la medicina basada en la evidencia. Esta última sería más útil que otras”, dice el especialista Cetep.

Según el Dr. Claudio Urzúa, este tratamiento debe ser largo o de por vida. No obstante, con una terapia farmacológica y psicoterapia adecuada la persona puede realizar sus actividades de manera normal.

¿Pero cómo podemos saber si realmente padecemos de TOC?

“Muchas veces se caricaturiza al inseguro, al cabalístico, o al ordenado y perfeccionista como TOC. Pero esto no es más que una exageración como en la sitcom “Friends” con el personaje de Mónica. En realidad, cualquier persona puede tener características similares a las del TOC. La diferencia es que en esta última causa un malestar que influye de forma negativa en la vida del paciente y se vive con mucha angustia”, aclara el Médico Psiquiatra.

Sin embargo, esta confusión podría tener sus consecuencias, llegando a retardar el diagnóstico. “Cuando aparece un TOC es mucho más notorio y estas características que pueden parecer adaptativas en realidad resultan todo lo contrario. O sea un paciente con TOC puede ser en extremo perfeccionista y rígido, y tiende a actuar impulsivamente o de forma inadecuada cuando algo no funciona de la manera en la que él o ella piensa que es lo ideal. Se demoran mucho con sus actos repetitivos o conductas de chequeo, por ejemplo, se devuelven todos los días a su casa a revisar si cortaron el gas o si cerraron la puerta. Esto podría hacerles llegar tarde a todo y finalmente a no cumplir sus tareas”, explica el Doctor Urzúa.

El Doctor Claudio Urzúa, Médico Psiquiatra y Director del Centro Médico Cetep atiende en este mismo recinto ubicado en la comuna de Providencia, a pasos de la estación de metro Tobalaba. Para consultas o solicitar una hora, puede llamar al 22604 4040 o al 22604 4041, realizar la reserva en línea en www.cetep.cl