Navidad, tercera edad y depresión

La época de fin de año, con sus fiestas, los cierres de ciclos, el clima y todo lo que ello implica, es posible que afecte en el ánimo de las personas mayores y hacerlos caer en depresión.

Las circunstancias externas provocan que sus pensamientos vuelen a recordar su niñez, su juventud, el tiempo que se pasaba con la familia y los amigos… Pero como suele suceder cuando se envejece, hay familiares y amigos que han fallecido o a quienes es prácticamente imposible ver porque se han mudado lejos o a asilos. Esto puede generar que los sentimientos de aislamiento y soledad se afiancen.

El especialista en geriatría Ronan Factora, director de Geriatric Medicine Fellowship Programen Cleveland, escribió en un artículo para U.S. News & World Report que es natural sentirse nostálgico o triste cuando se piensa en el pasado y los buenos momentos que tuvieron con otras personas, y aunque estas emociones pueden ser difíciles de ver y abordar, se tiene que admitir que son naturales y aceptarlas.

Según el doctor Factora, a veces esas emociones pueden volverse preocupantes y evolucionar hacia la depresión, el cual es común en las personas mayores, ya que algunas estimaciones, menciona, “muestran que entre el 8 y el 16 por ciento de las personas mayores experimentan síntomas depresivos clínicamente significativos, y el 5 por ciento de las personas que no residen en hogares de ancianos cumplen con los criterios para ser diagnosticados un trastorno depresivo mayor”.

Una idea importante que cita el especialista en su artículo es que sentirse triste, deprimido o “bajo” es solo un síntoma de la depresión. “Una persona también puede perder interés o dejar de disfrutar de actividades en las que alguna vez participó. Pueden tener problemas para dormir, ya sea que duerman mucho menos o mucho más que antes”, abundó el médico geriatra. Las personas que sufren de depresión pueden incluso afirmar que sienten que la vida no vale la pena o que estarían “mejor muertos”. En circunstancias severas, incluso pueden contemplar o intentar suicidarse.

Abuela, Elder, Flor, Senior, Ancianos, Antigua, MujerAfortunadamente, los tratamientos para la depresión son muy accesibles. Lo que se debe hacer es acudir a un psicólogo o a un médico especialista en geriatría, ya que con medicamentos o terapia ayudará a reducir los síntomas depresivos que una persona mayor esté experimentando. Un importante dato que recalca el doctor Factora es que “la persona que experimenta los síntomas tiene que estar dispuesta a hablar sobre sus sentimientos, lo que puede ser difícil”.

Los familiares, amigos y vecinos de personas mayores deben estar atentos a los cambios en el estado de ánimo o el comportamiento de una persona mayor que pueda indicar depresión. “Si nota algo diferente o preocupante, no lo ignore, pregunte a la persona qué le preocupa, si se siente deprimida, triste o triste. Mantenga una estrecha vigilancia sobre su estado y, si el estado de ánimo no mejora o empeora durante unas pocas semanas, sugiérales que consulten a un médico para determinar si lo que sienten es más grave que la soledad, la tristeza y la nostalgia”, recomendó el especialista.

https://www.telemundo.com/shows/2018/12/14/la-navidad-puede-deprimir-las-personas-mayores-mira-como-ayudarlas

Los trastornos de la conducta alimentaria constituyen hoy un problema de salud pública endémico

Hortalizas, Zanahoria, Los Alimentos, Saludable, DietaEste 30 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Lucha contra los Trastornos Alimentarios, fecha que nos recuerda el preocupante panorama nacional en materia de conductas alimentarias.

Chile es el segundo país OCDE con mayor índice de obesidad. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), somos el país con el índice de obesidad femenina más alto de toda Sudamérica (31%). Y el panorama no mejora en la población infantil: Chile cuenta con una de las mayores tasas de sobrepeso (9,3%) en menores de 5 años, superando el promedio de América Latina y el Caribe de 7,3% y el promedio mundial de 5,6%.

La nutricionista de Centro Médico Cetep, Marcela Calderón es enfática al respecto. “Los trastornos de la conducta alimentaria constituyen hoy un problema de salud pública endémico, por su creciente incidencia, gravedad de la sintomatología asociada, su resistencia al tratamiento y porque se presenta en edades cada vez más tempranas, persistiendo hasta la edad adulta”.Obesidad, Parada, Detener La Obesidad, Sobrepeso

La profesional, especialista en psiconutrición, advierte que “los trastornos de la conducta alimentaria suelen acompañarse con perturbaciones emocionales y psicológicas, que afectan no sólo la alimentación y salud, sino las relaciones con los demás y ponen en peligro el crecimiento físico y desarrollo emocional de las personas”.

En este contexto, a juicio de la profesional de Centro Médico Cetep, para garantizar el éxito del tratamiento de un Trastorno alimentario es clave contar con enfoque holístico. “El trabajo integral del equipo multidisciplinario (nutricionista, psicóloga y psiquiatra) junto con la familia nuclear del paciente son la base del avance terapéutico y en lograr resultados positivos que promuevan la salud, la recuperación ponderal y psicoemocional de los pacientes”, explica.

Para la recuperación de los pacientes, la especialista indica que la clave es trabajar la relación con las comidas. “Una de la principales estrategias de intervención en estos casos es potenciar la alimentación en base a alimentos saludables, educando sobre los beneficios y funciones de los alimentos, y evitando centrar la terapia en las calorías o en los etiquetados nutricionales”.

 

Síntomas asociados a trastornos alimentarios

 

  • Cambios de ánimo
  • Dificultad para comer en familia
  • Irritabilidad
  • Trastornos del sueño
  • Baja de peso
  • Insatisfacción corporal
  • Aislamiento social

Ana Tijoux: “Tengo depre y basta de ocultarlo, no hay que tener vergüenza”

A seis de meses de revelar a través de su cuenta de Instagram que ha sufrido depresión durante tres cuartas partes de su vida, la cantante nacional habló por primera vez con un medio sobre la enfermedad. “Siento que tengo un rol más bien público y si hay que hablar lo voy a hacer. Sí, soy una persona pública y también tengo depre y basta de ocultarlo, no hay que tener vergüenza“, afirmó.

Tijoux comentó que tras publicar su video en Instagram recibió mensajes de apoyo de muchas personas, varias de las cuales también sufrían depresión. “Personas que jamás imaginé que tienen depre, personas que siempre vi muertos de risa, pero llevan 10 años en tratamiento con pastillas. Lo que me sorprendió es que esto es mucho más normal y es como un virus, una epidemia. No se habla del tema, pero Mac Miller se suicidó; Chris Cornell también”, dijo.

La cantante también mencionó que “antes lo capeaba, me hacía la gil, uno se capea igual y en esta sociedad no se trabajan las penas del alma. Uno cree que a los 40 no le va a pasar nada, pero es otra crisis más”.

“Este año fue duro, duro, duro. Y el año pasado también. Asumí que tengo un bajón y lo estoy afrontando. Estoy viviendo la pena, asumiendo la fragilidad de la vida y, aunque suene medio existencialista, ver a dónde voy, replantearme las cosas, aunque ahí es cuando me aparecen todos los monstruos. A mí me toco el bajón y supe que tengo que vivirlo, asumirlo, enfrentarlo. Es el momento”, dijo también.

 

Influencia de redes sociales

Hace un tiempo Ana Tijoux borró la mayoría de sus fotos de Instagram. Piensa que las redes sociales también influyen en la salud mental de las personas: “Vivimos tiempos álgidos, tiempos en los que pensamos que estamos súper conectados pero no es así. Lo más radical que puede llegar a hacer un músico en 2018, dentro de lo radical, es borrarse de las redes sociales. Ni que estuvieras haciendo la revolución. Y de seguro hay nuevas patologías asociadas a esta forma de comunicarnos“.

“Es muy violento. Y más encima todos nos vemos bien, todos somos cool, la estamos rompiendo y nunca hubo tanta gente con depresión como ahora“, afirmó.

Tras la publicación la cantante comentó en su cuenta de Instagram que dudó “muchísimo” hablar sobre el tema por “pudor, vergüenza, miedo”, sin embargo, se decidió a usar esta “pequeña palestra pública” para hablar sobre una enfermedad que es tabú.

Fuente: CNN Chile